Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu
Boletín nº17 – Cuaresma 2019

Boletín nº17 – Cuaresma 2019

Ahora permanecen tres cosas: la Fe, la Esperanza y la Caridad. Pero de ellas, la principal es la Caridad

(1ª carta de San Pablo a los Corintios, 13)

Cuaresma. Una oportunidad de conversión.

Iniciamos la Cuaresma, tiempo litúrgico para perseverar en la Fe y convertirnos en mejores cristianos, para así poder vivir desde la autenticidad y a la luz del Evangelio la futura Pascua de Resurrección. Porque la Cuaresma tiene un sentido profundo, tenemos que aprovecharla. Vivirla intensamente, tanto individual como colectivamente. Tiempo de reflexión, oración, ayuno que nos ayuda a reencontrarnos con el Padre y su infinito amor.

Una actitud para el cambio.

Cuaresma también es sinónimo de ayuda al prójimo, al hermano que sufre. Ese amor fraterno que celebraremos el Jueves Santo en el la Misa de la Cena del Señor, el mandamiento nuevo que Jesús nos dio, especialmente con los últimos, los empobrecidos, los más débiles. No se trata tanto de dar, sino de darse. A quien tenemos cerca y nos necesita o a la persona anónima, que, con la mirada del mismo Jesús, también nos reclama. Seamos reflejo de la misericordia del Padre y testigos de la Buena Noticia para los últimos y descartados.

Es también tiempo de tener los ojos y los oídos abiertos y cumplir Su voluntad. Esta última nos interpela, a buen seguro, a no caer en la tentación de vivir nuestra Fe de manera rutinaria y por tanto vacía, carente de contenido. Nunca es mal momento para recordarnos la importancia, y la riqueza que aporta a nuestra fe, el compromiso cristiano. Un compromiso firme pero amable, libre de ataduras e imposiciones, sólo con el Evangelio y el mensaje de Jesús. El servicio a los demás como compromiso tangible y muestra de nuestra Fe a través de las obras.

Para iniciar el camino hacia el Triduo Pascual también es necesario reconciliarnos con los hermanos y con el Padre, a través del sacramento del Perdón, para así poder vivir llenos del Espíritu y con plenitud gozosa la Resurrección. Aunque seamos frágiles y pequemos, el Buen Pastor siempre nos abraza, nos comprende y nos perdona.

boletin cuaresma2019

Sigamos caminando.

Así, con todo lo anteriormente expuesto, tenemos muchos motivos para continuar en este camino, el sendero del cambio: convertirnos, limpiar el corazón y ser mejores cristianos. Y lo mejor de este maravilloso camino es que no vamos solos: María nos da su mano y su ejemplo como modelo de fe; Jesús nos continúa enseñando a través de su Palabra hoy, y el Espíritu Santo nos impulsa en esta barca de la que somos parte, la Iglesia.