Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Ntra. Sra. de la Caridad

En el año 1935, la cofradía incorpora la advocación mariana de Nuestra Señora de la Caridad, completándose el título tal y como hoy se conserva.

En este mismo año se adquiere la primera imagen titular de Ntra. Señora de la Caridad, aunque su procedencia es desconocida, sabemos que fue bendecida en un grandioso acto que coincidió con la bendición de la capilla, siendo tal acto el 26 de enero de 1936, oficiando el Sr. Obispo y siendo los padrinos los Excmos. Sres. Marqueses de Larios.

Esta imagen, de la que no se dispone de registro fotográfico alguno, no se llegó a procesionar, ya que en el mismo año 1936 no pudo salvarse del asalto y se perdió en las llamas, Así figura en un inventario aparecido en la Parroquia de la Victoria donde se detallaban las pérdidas acaecidas durante a consecuencia de los nefastos hechos, entre las que aparecía “una talla de Nuestra Señora de la Caridad, de escaso valor artístico, perteneciente a la cofradía del Amor”.

caridad1939A raíz de la desaparición de esta imagen, de la que prácticamente se carece de documentación tanto escrita como fotográfica, la preocupación de los cofrades de la época durante los años siguientes será la adquisición de una nueva imagen de la Virgen de la Caridad. Así el 17 de mayo de 1938, se aprueba después de amplia deliberación la adquisición de la Santísima Virgen a la Sra. Viuda de Romero de la Bandera, y se da amplio voto a Don Alfredo Kluft para que él lleve a cabo la gestión a feliz término abonando 700 pesetas.

En julio de ese mismo año se acuerda solicitar presupuesto al escultor granadino Nicolás Prados López, ya que la anterior gestión no fructificó, siendo la citada imagen donada posteriormente por la Sra. Viuda de Romero de la Bandera a la cofradía de la Sentencia, siendo la actual Virgen del Rosario.

En enero de 1939 llega la imagen de la Virgen de la Caridad de Prados López, adquirida finalmente por 1150 pesetas. Su bendición se llevó a cabo el 9 de julio del mismo año, bendiciendo el Sr. Obispo y concelebrando los PP. Agustinos. Los padrinos fueron el ministro de agricultura Sr. Carlos Rein y su esposa.

En la Semana Santa de 1940 se procesiona por primera vez esta imagen, que no dejó muy contentos a los cofrades de la época, principalmente por la dureza de sus rasgos anatómicos y su carente expresividad, impropia para el gusto cofrade del momento.

caridad1

En 1948, llega la actual imagen de la Virgen de la Caridad, casi por sorpresa, ya que fue regalada por Leopoldo Padilla, autor de los bordados de palio y manto. La nueva talla es obra del jovencísimo Francisco Buiza, siendo su primera dolorosa y superando en calidad artística a la anterior imagen del granadino Prados López. El joven imaginero da sus primeros pasos mostrando aún retazos propios de su maestro Sebastián Santos.

La Junta de Gobierno nombró de nuevo al Sr. Carlos Rein padrino de la bendición de la neuva imagen, al igual que lo fue de la anterior, aunque en este caso el acto fue más discreto.

En 1954, a consecuencia de la llegada de la pieza de Buiza, la antigua imagen de Prados López se cedió a una cofradía de la localidad granadina de Motril, la misma que compró el antiguo trono del Cristo del Amor.

Al hablar de la obra como pieza artística, decir que según el profesor Sánchez López, la huella de su maestro Sebastián Santos, queda patente, al conjuntar la frontalidad y tipos maduros tan gratos a aquel, con rasgos menos idealizados e identificados con su propio gusto.

Nuestra Señora de la Caridad fue restaurada en 1990, por Dubé de Luque, en la ciudad de Sevilla donde fue sometida a un correcto tratamiento eliminando los repintes, asimismo se encarnó el conjunto a base de entonaciones claras que dulcifican su rostro.

Hoy la Virgen de la Caridad es depositaria de la devoción no solo de sus cofrades, sino de numerosos victorianos y malagueños.